La Canción número 7

La canción número 7


Hace poco me regalaron un Kindle en vista de que me gusta la lectura tanto como el cine, así que decidí empezar con mi nueva colección de libros electrónicos.

Investigando un poco el funcionamiento de mi nuevo juguetito quería enterarme bien sobre la adquisición de nuevos libros e intenté probar con un título que no suponía mayor gasto. Me topé entonces con una novela de Lena Blau, “La canción número siete”.

La canción numero siete front cover

Reconozco que al principio me sentí un poco escéptica ante la temática de este libro, si bien es cierto que las novelas románticas no son mis favoritas. Se trata de una novela cuyos protagonistas son dos veinteañeros que se encuentran forzados a establecer una relación de convivencia y que al final, como en todas las novelas románticas (o casi todas), surge entre ellos el amor eterno y final feliz.

Aunque al principio el libro no me enganchaba mucho, según iba leyendo cada una de las páginas me fui interesando un poco más por la historia. Pero más que por la historia en sí, por la forma en cómo está contada y sus personajes. Las dos caras de una misma moneda…

Blanca, una chica introvertida que se niega a abrirse al mundo producto de un desamor. Y Carlos, un chico perturbado por el sufrimiento que causa la pérdida repentina de sus padres, que se sumerge en un mundo de vicios y desenfreno. Dos personajes que si bien parecen ser diferentes, comparten un sentimiento: el miedo. ¿El miedo a que? a arriesgarse y que todo salga mal. Esto me llamó la atención porque, ¿quién no ha tenido este sentimiento alguna vez? Los miedos son los que nos impiden lograr muchas cosas en la vida, y por ello quería saber cómo la autora resolvería el tema.

Lo que me gusta en particular de este libro es la forma en cómo está narrado. Muestra los dos puntos de vista, el de Blanca y el de Carlos, intercalados capítulo a capítulo. Muchas veces creemos que lo que pensamos o sentimos es tan propio que nadie más es capaz de pensar o sentir de la misma manera. Blanca y Carlos demuestran que esto no es del todo cierto. Cada uno en su mundo y sin embargo tan cerca en ese espacio que cada uno entiende como personal.

Otra cosa que me gustó del libro es que hace referencia a lugares de Madrid, libros, películas y sobre todo, a buena música. Según iba leyendo encontraba referencias a Snow Patrol, U2, Kings of Leon, Placebo, por ejemplo. Detenía la lectura solo para escuchar las canciones que en las páginas se mencionaban y la verdad es que esto ha hecho de mi lectura un momento aún más placentero; cada canción me situaba en contexto y me guiaba a través de las emociones de los personajes. Y fue lo mejor que pude haber hecho ya que la historia entre estos chicos gira entorno a una canción, la número 7 del disco A Hundred Million Suns de Snow Patrol, titulada Set down your glass… Una canción perfecta para enamorarse.

La canción numero siete

¿Se trata de una historia romántica?, sí. ¿Juvenil?, sí. Pero que nos hace recordar esa primera experiencia, cuando nos enamoramos por primera vez. Es una lectura muy ligera y amena, aunque sin muchos giros al principio, pero que más adelante se acercará mucho a eso que llamamos “culebrón” y como todo culebrón, no podemos dejarlo hasta saber el final…

Aquí les dejo la lista de canciones que se mencionan a lo largo de la historia y además una pequeña muestra de algunas de ellas, espero las disfruten tanto como lo he hecho yo.

  1. Viva la Vida, Coldplay
  2. English Summer Rain, Placebo
  3. Be Somebody, Kings of Leon
  4. Warning, Great Northern
  5. Tears and Rain, James Blunt
  6. Angel of Harlem, U2
  7. Set Down Your Glass, Snow Patrol
  8. Ride, Cary Brothers
  9. Running Up that Hill, Placebo
  10. Every Me, Placebo
  11. Limbo No More, Alannis Morissette
  12. The Day Before The Day, Dido
  13. California, Semisonic
  14. Cut, Plumb
  15. Rewind, Stereophonics
  16. Just Say Yes, Snow Patrol 

Snow Patrol – Set down your glass

 

Be Somebody – Kings of Leon

 

Angel of Harlem – U2

 

Algunas frases:

“Es curioso cómo normalmente herimos a los que más queremos. La ira y la rabia suelen escoger víctimas inocentes, impidiéndonos frenar nuestros instintos más bajos. Quizá el convencimiento de que nos perdonarán después nos da licencia para sobrepasarnos”

“Es como el cuadro blanco, cada uno es libre de interpretarlo como quiera. Dependiendo de su personalidad, verá un lienzo vacío o una ventana llena de posibilidades.”

“Todos, antes o después, nos vemos obligados a encarar situaciones difíciles, vengan de nosotros mismos o de circunstancias que nos rodean. La vida no nos perdona a ninguno el pasar por malos tragos. Supongo que es parte del proceso, y lo único que podemos hacer es jugar con inteligencia las cartas que tenemos en las manos”

“Has de luchar para que la vida de conduzca hacia tus sueños, y no dejes que te aleje de ellos. Sopesa muy bien cada decisión que tomes porque, aunque no lo sepas aún, cada elección que tomamos, por muy insignificante que parezca, te conducirá irrevocablemente a tu futuro”

“Las peores dificultades no son las que la vida nos impone, sino las que nosotros mismos nos creamos”

“No llores porque el sol se oculta, pues las lágrimas no te dejarán ver las estrellas” (Rabindranath Tagore)

Anuncios

Un comentario en “La canción número 7

  1. Mer dijo:

    !Es curioso! Los dos primeros párrafos de esta entrada podría haberlos escrito yo, ya que conocí el libro exactamente de la misma manera. Y sí: también me enamoré de la historia que en él se cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s